Prevención de la legionellosis

legionela-control-plagas-fuminor

Llega el calor y con él comienzan a ponerse en marcha nuestros apartaos y sistemas de aire acondicionado, pero ¿son seguros? Cada verano son más los casos en los que gran número de personas enferman de legionellosis por la contaminación de esta bacteria. Pero ¿qué sabemos sobre la legionella?

La legionella es una bacteria que suele vivir en el agua o en ambientes acuáticos como lagos, estanques y ríos. Esta bacteria provoca en las personas la enfermedad de la legionellosis que consiste básicamente en una infección pulmonar muy parecida a la neumonía con fiebres muy altas. En muchos casos los síntomas no son graves y el paciente ni se entera, pero en otros surgen complicaciones que pueden provocar el ingreso hospitalario del paciente.

Generalmente el contagio viene a través de las torres de refrigeración que contengan agua a temperatura templada donde tiende a reproducirse con mayor facilidad. Es a través de aerosoles (gotas diminutas) como se transporta y es inalada por las personas, alojándose en los pulmones y creando la infección. No es contagiosa de persona a persona.

La mejor forma de prevenir la enfermedad de la legionellosis es el buen mantenimiento de las torres de refrigeración de grandes instalaciones y evitando estancaciones de agua, ya que es en este caso donde mayor se crea y propaga más fácilmente la bacteria. El mantenimiento de las éstas compete a los propios titulares y a la Administración que debe hacer inspecciones periódicamente para comprobar que la limpieza y desinfección se hacen correctamente.

También se debe prestar atención a fuentes ornamentales, piscinas y spas con desinfecciones periódicas, aunque suponen un menor riesgo.

Realizando estas medidas preventivas es muy difícil que se las personas se contagien.

¡Comparte esto ahora mismo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Más noticias