¿Cómo evitar picaduras de mosquitos este verano?

como evitar picaduras de mosquitos este verano

Ya estamos en pleno verano y no somos los únicos que queremos darnos un festín. Los mosquitos, como siempre, están ahí afuera y listos para devorar. Antes de llenar la cesta de la compra con velas de citronela, vamos a intentar comprender cómo evitar picaduras de mosquitos este verano, empezando por analizar su comportamiento.

Cuando un mosquito aterrice en nuestra piel, se alimentará de nuestra sangre, pero una vez que se vaya, las proteínas de su saliva permanecerán ahí. Su sistema inmunológico ve esto como una amenaza y bombea histamina (la misma respuesta que tiene a los alérgenos) para atacar estas proteínas. Y, entonces, como resultado obtenemos esas machas rojas insoportablemente picantes. Afortunadamente, existen formas de deshacerse rápidamente de la picadura de un mosquito y la picazón debería desaparecer en no más de dos o tres días.

Ahora bien, las picaduras no son lo único que deberían preocuparnos, ya que las consecuencias también pueden ser bastante desagradables. Los mosquitos pueden portar todo tipo de enfermedades, como los virus del Zika, el chikunguña y la malaria. Es por eso que, sobre todo en esta época del año, priorizar la prevención de picaduras de mosquitos se convierte en una importante tarea.

La brisa

Casi cualquier brisa puede complicar el vuelo a los mosquitos. Si estamos en una zona con algo de brisa, definitivamente ayudará a prevenir estas picaduras. Los ventiladores enchufables también son un gran elemento de disuasión. Los mosquitos suelen volar muy cerca del suelo para evitar el viento, así que manteniendo el flujo de aire en dirección a la mitad inferior de nuestro cuerpo, dirigiremos la fuerza del ventilador hacia abajo y bloquearemos su acercamiento. El viento natural y el ventilador funcionarán mucho mejor que los dispositivos y aplicaciones ultrasónicos que nos intentan vender.

Evitar ciertas horas del día

Los mosquitos, como nosotros, empiezan a tener hambre en momentos concretos del día, que suele ser alrededor del anochecer y el amanecer. Esto se debe a que el viento generalmente se disipa cuando el sol sale y se pone, lo que hace que los mosquitos se alimenten. Si pudiéramos no exponernos de alguna manera a esas horas del día, podríamos prevenir unas cuantas picaduras.

Utilizar repelente

Como indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, para prevenir las picaduras de mosquitos deberíamos utilizar repelentes que estén registrados en la EPA (Agencia de Protección Ambiental) que tengan uno de los siguientes ingredientes activos: DEET, Picaridina, IR3535, aceite de eucalipto de limón, paramentano-diol o 2-undecanol. La concentración de uno de estos ingredientes determinará cuánto durará, no cómo funcionará. Es importante no rociar el repelente en el cuerpo y ropa como si fuera un perfume. Expertos recomiendan rociar un poco en las manos y frotar en tobillos, codos, muñecas, frente… También, es muy importante en esta época del año aplicar siempre la protección solar antes que el repelente.

Mantenerse relajado

Aunque suene raro, y bastante más fácil decirlo que hacerlo, las feromonas liberadas en el sudor atraen a los mosquitos. Cuanto más se pueda hacer para aliviar la sudoración, especialmente en las horas del día en que estos deciden alimentarse, mejor.

Usar ropa adecuada

Utilizar ropa de color claro y de tejido ajustado ayudará a que los mosquitos no penetren.El algodón y el lino no suelen ser una buena protección contra las picaduras. Sin embargo, muchas fibras sintéticas, en concreto la ropa deportiva de alta tecnología, suelen tejerse lo suficientemente apretadas para mantener alejados a los insectos. Esto también ocurre con las prendas que ofrecen protección solar, especialmente si tienen mangas largas y pantalones.

Añadir plantas repelentes de mosquitos en casa

Como única estrategia sería bastante insuficiente pero algunas plantas pueden ayudar a disuadir a los mosquitos. Algunas de estas plantas son la citronela, lavanda, caléndula, albahaca y limoncillo. Pueden ayudar a reducir la cantidad de mosquitos, pero no sería suficiente para mantenerles alejados por completo. Lo mismo ocurre con las velas y aceites de citronela, por ejemplo. Solo funcionarían si su olor o humo se interpusiera entre nosotros y el mosquito.

Evitar perfumes

Aunque nos pueda resultar difícil prescindir del perfume, si viviésemos en una zona en la que los ataques de mosquito son realmente brutales, merecería la pena. Cualquier perfume, loción o jabón perfumado podría potencialmente atraer a los mosquitos.

Si te ha gustado este artículo sobre cómo prevenir las picaduras de mosquitos en verano, tal vez te interese Mosquitos en Euskadi y enfermedades

¡Comparte esto ahora mismo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Más noticias
10 curiosidades sobre la legionella

10 CURIOSIDADES SOBRE LA LEGIONELLA

Hoy enumeramos 10 curiosidades sobre la Legionella, incluyendo síntomas de la enfermedad o cómo podemos prevenirla. La bacteria Legionella es conocida comúnmente por causar Legionelosis,

Leer Más >>