UTILIZACIÓN DE BIOCIDAS Y SU SEGURIDAD

En este artículo queremos daros un poco de información sobre la utilización de biocidas y su seguridad en el ámbito del control de plagas. No es un secreto que algunas personas tienen desconfianza a la hora de utilizar productos químicos, en este caso, los biocidas. Y todo esto pasa por la falta de conocimiento de información relacionada con los biocidas, de ahí que queramos informaros acerca de éstos y su seguridad a la hora de utilizarlos.

SOBRE TODO CONFIAD EN PROFESIONALES SI TENÉIS CUALQUIER DUDA.

Actualmente el servicio de desinsectación y desratización de la mayoría de empresas de control de plagas se basa en el control integrado de plagas, que quiere decir, que se realiza no solamente el control químico, (la aplicación de biocidas), sino también en la utilización de otros métodos, no químicos, que nos ayudan a prevenir las infestaciones (el control de los roedores puede realizarse de forma indirecta a través de la modificación de las condiciones ambientales imperantes; el saneamiento, para evitar la creación de un medio ambiente favorable para el desarrollo y establecimiento de ratas y ratones; evitar la acumulación de basuras o desperdicios; evitar el desarrollo de matorrales y malezas cerca de industrias o zonas residenciales; supervisión regular al sistema de alcantarillado; o evitar los huecos y aberturas tales como ventanas a ras de suelo, tomas de aire de sótanos, orificios de cañerías, etc.) Pero cuando se utiliza el biocida, tenemos que decir que todos los que se utilizan en Europa y en España para el control de plagas urbanas o industrial son seguros, ecológicos e inocuos, y están debidamente registrados en el Ministerio de Sanidad.

Para utilizar los biocidas de forma segura, cada insecticida o raticida que entra en el mercado debe ser objeto de numerosas pruebas y estudios de seguridad. Con el tiempo, en el mercado han ido apareciendo insecticidas de menor toxicidad, que permiten controlar específicamente cada tipo de plaga y que no tienen nada que ver con los insecticidas que utilizaban, por ejemplo, en los años 70 0 80.

Para finalizar hablaremos un poco sobre las aplicaciones de los productos químicos y sus plazos de seguridad. A día de hoy muchos tratamientos de desinsectación de cucarachas u hormigas se realizan con los biocidas en forma de gel, que son ecológicos e inocuos para las personas, niños o animales domésticos y no tienen plazo de seguridad. Es decir, son totalmente seguros. Además, el gel se aplica en lugares inaccesibles para los niños o animales de compañía (detrás de las neveras, lavavajillas, lavadoras). Si hablamos sobre los casos más complejos como, por ejemplo, el control de la chinche o la plaga masiva de la cucaracha, que requieren la aplicación de los biocidas líquidos por pulverización, en este caso cada producto tiene su plazo de seguridad. El plazo de seguridad puede variar de 12 a 24 horas y significa, y durante este tiempo los dueños no pueden entrar en el recinto.

CONTACTA CON NOSOTROS EN CASO DE TENER UNA  PLAGA EN CASA. CONFÍA EN PROFESIONALES.

¡Comparte esto ahora mismo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Más noticias