Regresa la procesionaria

Regresa la procesionaria

La procesionaria ya vuelve a hacer acto de presencia, incluso en zonas donde no era habitual verlas. Durante los meses de febrero a mayo hay que prestar una especial atención a esta oruga, que ya en Galicia se va tomando sus primeras víctimas.

Esta oruga suele habitar en zonas rurales, bosques, pero también en los parques de las ciudades, sobre todo si hay pinos y cedros. Una vez adulta la oruga desciende del árbol en busca de un pino donde hacerse crisálida.

Son llamativas por sus colores y porque van en fila, una detrás de otra. De este modo captan la atención de los niños, pero también de nuestras mascotas y otros animales domésticos.

Consecuencias

El contacto con la procesionaria puede provocar reacciones en la piel.  En este sentido pueden aparecer rojeces, inflamación y picor. Aunque si se es una persona alérgica, puede provocar anafilaxia. En mascotas como perros, pueden originar la asfixia del animal a causa de los pelos de la propia oruga. En el peor de los casos podría provocar la muerte del animal.

Date cuenta que los pelos de la procesionaria actúan como dardos que resultan muy peligrosos tanto para los animales domésticos como a los de granja. Los pelos de las orugas se les adhieren a las fosas nasales, boca, lengua, etc. Si llega el pelo a la laringe es cuando puede producirse la asfixia.

Regresa la procesionaria

Lo que no se ha de hacer

  • Colocarse debajo de un nido.
  • Intentar romper un nido.
  • Tocar los árboles donde hay procesionaria, ya que el tronco podría tener algún resto de pelos de estos insectos.

En caso de picadura, ¿cómo actuar?

  • Retira la oruga con la mano cubierta (con un guante, tela gruesa) o unas pinzas, si aún la tienes encima.
  • Coloca celo o cinta aislante donde se produjo la picadura. Ponlo y quítalo repetidamente con el fin de retirar los posibles pelos que hayan podido quedar.
  • Lava la zona con agua y jabón neutro y echa a lavar la ropa que lleves encima.
  • Acude a tu médico de cabecera.
  • En caso de sentir dificultad respiratoria ve inmediatamente al servicio de urgencias del hospital más cercano.

Regresa la procesionaria

 Cómo saber si mi mascota ha tocado una procesionaria

Si observa uno de estos signos:

  • Nerviosismo
  • Se toca la boca
  • Hipersaliva
  • Inflamación de la lengua
  • Vómitos.

¿Qué hacer?

  • Lava a tu mascota de forma que no se trague los pelos. Intenta que sea con suero fisiológico, y sin frotar.
  • Ve inmediatamente al veterinario.

Si dispones de un jardín y has detectado estas orugas, no dudes en consultarnos, somos expertos en control de plagas en Bilbao.


Deja un comentario

Fuminor - Fumigaciones en Bilbao Fuminor - Fumigaciones en Bilbao