No bajes la guardia, en otoño también hay plagas

No bajes la guardia, en otoño también hay plagas

Aunque el verano se está acabando, esto no quiere decir que la posibilidad de plagas disminuya. Al contrario, durante los meses de septiembre y octubre también hay que estar atentos a una posible proliferación de cucarachas, roedores y mosquitos.

Y es que durante los primeros días de otoño, las temperaturas continúan siendo cálidas, alcanzando incluso los 30 grados, sobre todo en la cornisa cantábrica. Recordemos que por estos lares agosto suele traer alguna lluvia, pero el calor regresa en septiembre.

Por eso es vital, que estemos atentos a la posible presencia de cucarachas, roedores y mosquitos, tanto en nuestro hogar como en la vía pública. Sobre todo, en aquellos casos en la que nuestra vivienda sea un chalet o esté cercana a un solar.

No bajes la guardia, en otoño también hay plagas

Cómo podemos evitar las plagas

Esta es la primera pregunta que se nos viene a la cabeza cuando escuchamos la palabra plaga, qué hacer. Lo primero es tomar una serie de recomendaciones para evitar que aparezcan:

  • No acumular agua en las macetas y evitar cualquier otro tipo de acumulación de agua. Esto es un imán para los mosquitos.
  • No dejar sin tratar el agua de la piscina. Estas no solo se han de tratar durante la época de verano, sino durante todo el año. Si no se va a volver a utilizar se recomienda vaciarla completamente. Otra opción es taparla, pero este cierre ha de ser hermético, cualquier pequeño agujero puede ser el lugar por donde penetren los mosquitos a dejar sus larvas.
  • Evitar acumular basura en solares y jardines. De lo contrario, aparecerán roedores en la zona, con las consecuencias que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.
  • Si se ha detectado que en la casa suelen aparecer cucarachas, se ha de contactar lo más rápidamente con un profesional. Este recomendará hacer un tratamiento 3 ó 4 veces al año para que no se conviertan en una plaga durante los meses más calurosos. Por lo general, suelen habitar en los falsos techos y en las bajantes.
  • Asimismo, las fosas sépticas de las viviendas unifamiliares deberán tratarse 3 ó 4 veces al año, por la misma razón, evitar que aparezcan cucarachas.

Debes recordar que aunque el verano esté llegando a su fin, las altas temperaturas siguen sin darnos tregua, por lo que hay que estar atento a cualquier “habitante extra” en el entorno. Ante cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte.


Deja un comentario

Fuminor - Fumigaciones en Bilbao Fuminor - Fumigaciones en Bilbao