¿Cómo desinfectar la oficina frente al COVID-19?

Saber cómo desinfectar la oficina es importante ya no solo por miedo al virus, que cada vez va siendo menor, sino por la cantidad de restricciones y medidas que en muchas ocasiones se nos escapan. Es normal, pero si podemos hacer un esfuerzo por aclarar algunas de ellas y que todo sea más sencillo, bienvenido sea.

Desinfectar la oficina

Ya convivimos con el hábito de tener que desinfectarnos las manos, sobre todo fuera de casa, pero, ¿qué ocurre, por ejemplo, en nuestra oficina? ¿Cómo puedo tomar las medidas adecuadas para hacer de mi oficina un espacio de trabajo seguro? Ya no somos solo nosotros los implicados, hablamos de un espacio que va a compartir más gente. Un espacio lleno de objetos que se van a compartir y tocar por varias personas. Un lugar donde posiblemente se hagan reuniones, o se den encuentros.

Antes de entrar en materia, hablemos de cómo se propaga el virus. El primer canal de contagio es el aire. El virus se puede transmitir a través de la tos, estornudos, respiración o el habla, por inhalación o contacto con las membranas mucosas por microgotas. Esto se puede evitar respetando las distancias de seguridad y utilizando en todo momento las mascarillas homologadas. El segundo canal de propagación del virus es por medio del contacto con superficies, que es, en lo que nos centraremos en este artículo.

Limpia y esinfectar la oficina

  • Utiliza guantes para limpiar, que sean desechables y de un solo uso.
  • Primero limpia las superficies con agua y jabón, y luego utiliza desinfectante.
  • Importante limpiar de manera más frecuente las superficies que se tocan más: teclados, pantallas, pomos de puertas, manillas de ventanas, mesas, sillas, material de oficina, interruptores, teléfonos, grifos…

Una vez limpio, desinfectar:

  • Utiliza desinfectantes que estén registrados en la lista de productos desinfectantes contra el Covid-19. Detergentes o desinfectantes con efecto virucida (ante la duda, consultar en el BOE).
  • Esperar en torno a 5 minutos desde que se han desinfectado los objetos o superficies antes de poder utilizarlos. Los productos desinfectantes no matan al virus directamente, por ello es recomendable esperar o la labor de desinfección  no tendrá ninguna eficacia.
  • Para desinfectar el suelo, se puede utilizar el cubo y la fregona. De ser así, es importante destinar ese mismo cubo y fregona a esa única labor.
  • Una vez limpias y desinfectadas las superficies, es importante asegurarse de que no quedan húmedas. Para el secado de las superficies recién desinfectadas existen toallitas con desinfectante que se recomienda utilizar. En caso de no tener estas toallitas, utiliza trapos de material textil desechable.
  • Esos mismos trapos de material textil desechable son los idóneos para superficies en altura.
  • Algunos de los productos que con mayor facilidad puedes encontrar y que además podrás utilizar para la limpieza y desinfección de tu oficina son: jabón (combinado con agua, como lo utilizamos para limpiar nuestras manos), lejía, alcohol sanitario, agua oxigenada y desinfectante de manos.
  • Cuando utilices cualquier producto para desinfectar, asegúrate de seguir las indicaciones del etiquetado, tales como: proteger la piel y los ojos, ventilar adecuadamente el espacio donde se vaya a aplicar el producto, no utilizar más cantidad de la recomendada, evitar mezclarlo con otros productos químicos, almacenar estos productos fuera del alcance de niños, utilizar el producto en temperatura ambiente…

Mantenimiento y limpieza de tu oficina

  • Es recomendable utilizar fundas o recubrimientos fáciles de limpiar para los artículos electrónicos. Es muy probable que tengamos que desinfectar teléfonos fijos, teclados de ordenador u otros aparatos electrónicos similares que pueden ser complicados de limpiar por los huecos que se puedan crear entre las teclas por ejemplo. Por eso, y por no estropear los aparatos, es recomendable emplear fundas.
  • Si hay superficies blandas en la oficina como alfombras, tapetes, cortinas o sofás, utiliza agua y jabón para limpiarlas o, en su defecto, limpiadores apropiados para esas superficies. Siempre que sea posible, lo mejor es poder lavar esos objetos, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante. Además, utiliza la aspiradora con frecuencia como de costumbre.
  • En cuanto a la ropa de trabajo, ya sea la propia ropa de cada trabajador, o el uniforme, batas o cualquier prenda de trabajo, es importante lavar la ropa con frecuencia. Además es recomendable utilizar guantes desechables y lavar también los cestos donde se deposite la ropa utilizada.
  • No sacudas la ropa que vas a lavar.
  • Lávate las manos constantemente, ya sea antes o después de tocar cualquier superficie, o cuando estés limpiando, sobre todo después. Que no se convierta algo obsesivo, pero es un gesto importante y necesario que viene bien que incluyas dentro de tu rutina en la oficina. Es recomendable tener al alcance desinfectante de manos para que esto sea más sencillo durante el trabajo.
  • Incluye contenedores de gel desinfectante para manos por toda la oficina, de manera que sea más sencillo desinfectarse las manos en cualquier lugar y momento durante la jornada laboral. 

En general, ya vemos como, al ser varias las medidas a tener en cuenta, y al ser algo que hay que estar repitiendo de manera rutinaria constantemente, es importante no volvernos locos y que no se convierta en una obsesión, pero si en parte de la rutina, como una tarea más que tenemos que hacer durante nuestra jornada de trabajo. Además, muchos de estos hábitos y consejos los podemos extrapolar a nuestro día a día tanto en casa como en la calle.

Esperemos que te haya resultado útil y entretenido y que hayas aprendido algo con nosotros. No dudes en dejarnos tu comentario, ¡hasta la semana que viene!

¡Comparte esto ahora mismo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Más noticias
daños que causan las termitas

Daños que causan las termitas

Para saber qué daños causan las termitas, vamos a empezar este artículo conociendo mejor a la protagonista principal: la termita. ¿Qué son las termitas? Las

Leer Más >>
abejas raras

Abejas raras, 7 tipos

Todo el mundo conoce a las abejas por ser insectos voladores que están estrechamente relacionados con las avispas y las hormigas. También tienen un papel

Leer Más >>