Carcoma, termitas, polillas… ¿Tengo Xilógrafos en casa?

Claro, en un primer impulso, nuestra respuesta será no, pero, ¿sabemos lo que es un Xilófago?

Para empezar, los Xilófagos son unos insectos muy amigos de la madera, así que si vemos nuestros muebles o rodapiés deteriorados, con pequeños agujeros, podría ser que tuviéramos unos cuantos alojados en nuestra querida casa dándose un buen festín con nuestra madera.

De hecho, su nombre lo dice todo. Según las fuentes, viene del griego, donde xilo seria madera y fago, que come, y ahí lo tenemos, son los “come maderas” por excelencia. La familia la forman diversas especies de insectos, las hembras ponen huevos en las grietas de la madera, y son las larvas las que van haciéndose camino en la madera devorándola.

Es importante detectarlos a tiempo ya que los “insectos Xilófagos” son una destructiva amenaza. Estos indeseables llenaran el interior de nuestra madera de galerías, en las que viven y reptan a sus anchas, llegando a poder destruirla completamente. Al comerse el interior de la pieza, esta puede estar externamente sana, pero hacerse pedazos con un toque ya que estos devoradores se lo han comido por dentro.

Para tenerlos fichados, vamos a distinguir dos tipos de Xilófagos:

Por un lado tenemos a los Isópteros o termitas y por otro a los Coleópteros, más conocidos como “gusanos de la madera”. Entre ellos tenemos a las polillas y la carcoma “Hylotrupes Bajulus, Capricornio” aunque la familia es amplia.

Las termitas son mucho más destructivas llegando a provocar el doble de daños que sus otros compañeros xilófagos. Las termitas suelen vivir en las estructuras de los edificios de madera y no en los muebles, pero debemos de estar alerta ya que pueden aprovechar fisuras en el hormigón para acceder a cualquier viga o pilar de madera.

Evitan la luz porque son fotosensibles, y viven en galerías formadas por un barro que ellas mismas fabrican gracias al almidón y la glucosa de la madera. Es difícil apreciar su presencia desde fuera ya que con este mismo barro, ellas se encargan de tapar los orificios de entrada y salida, aunque depende de cómo hayan hecho su nido, podemos encontrarnos pequeñas formaciones de este barro.

Los tratamientos a seguir para cada caso son muy específicos y salvo que la infestación sea muy pequeña, lo cual también debe determinar un profesional, los tratamientos para termitas deben realizarlos especialistas, ya que los productos a manejar para atacarlas son muy tóxicos. En Fuminor somos expertos en control de plagas en Bilbao y estaremos encantados de ayudarle con cualquier consulta.

La carcoma y la polilla son menos disimuladas con las entradas y salidas de sus túneles, por lo tanto, si vemos pequeños agujeros en nuestra madera, conviene que los atendamos y vigilemos esas entradas para ver qué tipo de “inquilino” tenemos en ellas. Depende el tipo de madera de nuestras estructuras o de nuestros muebles, pueden decidir quedarse a vivir en ellos y alimentarse.

carcoma de la madera

 

Consejos para reconocerlos ¿Cómo son los gusanos de la madera y que tipo de orificios dejan?

Vamos a ver algunos ejemplos de los rastros dejados por los Xilófagos más comunes.

La polilla de la madera, tienen un cuerpo largo y aplanado y los adultos tienen un color amarronado –rojizo de uno 3 a 5 mm. Como en la mayoría de los casos, la larva será la encargada de comerse la madera y hacer galerías, y cuando es adulta y sale a la superficie, es ese tipo de bichito marrón alargado el que veremos. Es muy común en las construcciones humanas y en el parquet.

La carcoma común, es la estrella de los daños provocados en las propiedades. En fase adulta mide unos 4 mm y las reconoceremos porque al salir de su agujero, pueden volar. Su rastro es el de unos agujeros mucho más pequeños en maderas y muebles.

La carcoma grande (Hylotrupes Bajulus “o capricornio), es más grande, midiendo entre 10 y 25 mm. En su fase adulta no se alimentan de madera, volviendo a ser la larva la encargada de los destrozos, pero atentos, ¡porque su única misión en la vida es reproducirse! y en cada puesta, pone hasta 200 huevos. Las larvas viven más años que sus compañeros de especie, y ese es mucho tiempo para comer madera. Cuando salen a la superficie en forma adulta tienen forma de escarabajo, solo viven 2 o 3 semanas y dejan un agujero de salida de unos 8 mm que desprende una especie de serrín. Es peligrosa porque debido a su tamaño, hace galerías más grandes que provocan mayores destrozos.

Existen métodos de tratamiento de madera para aniquilar a estos desagradables compañeros de piso y evitar daños mayores, así que si es su caso, aún está a tiempo. Póngase en contacto con Fuminor, y le ayudaremos para acabar con ellos o a hacer que esa sospecha que tiene al ver estos orificios en su madera, no lleguen a convertirse en problema. Tenemos muchos años de experiencia en tratamientos de madera en Bilbao y detectando carcomas, termitas o cualquier xilófago, no lo dude, expónganos su caso ya que estamos para ayudarle.

¡Comparte esto ahora mismo!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Más noticias
Qué insecto te ha picado

¿Qué insecto te ha picado?

Algunas plagas que pican, ya sean mosquitos, pulgas o garrapatas, están más activas durante los meses más cálidos y otras, como las chinches, durante todo

Leer Más >>
10 curiosidades sobre insectos

10 curiosidades sobre insectos

Los insectos están por todas partes. Nos encontramos con ellos todos los días. ¿Cuánto sabemos sobre ellos? Ahí van 10 curiosidades sobre insectos. 1. Los

Leer Más >>
10 curiosidades sobre la legionella

10 CURIOSIDADES SOBRE LA LEGIONELLA

Hoy enumeramos 10 curiosidades sobre la Legionella, incluyendo síntomas de la enfermedad o cómo podemos prevenirla. La bacteria Legionella es conocida comúnmente por causar Legionelosis,

Leer Más >>
chinches en la casa

CHINCHES EN CASA

¿Cómo eliminar chinches? Lo mejor es encontrar una infestación temprano, antes de que se arraigue o se propague. Aunque tratar una infestación menor es complicado,

Leer Más >>