Alimentar o no a las palomas, he ahí la cuestión

Pocas ciudades hay que no multen por alimentar a estos animales tan odiados porunos y queridos por otros. Como en todo hay diversidad de opiniones y las palomas no iban a ser menos.

La gran mayoría de las personas consideran que esta ave urbana se reproduce en demasía, alborota y crea demasiado ruido, por no hablar de las supuestas enfermedades que pueden ser capaces de transmitir o sus excrementos que ensucian edificios emblemáticos.

¿Pero tiene algún beneficio para las personas? Cuando el número de ellas no es excesivo podemos considerar como ventaja que contribuyan a humanizar y vivificar el paisaje urbano, tan inerte en muchos casos. Puede considerarse entretenido para algunos el hecho de alimentarlas, siempre se ven a ancianos y niños esparciendo miguitas por lo parques.

Pero éste es un error que no debemos cometer, no debemos alimentarlas ya que las perjudicamos al hacerlas dependientes de nuestros alimentos y generamos un aumento de la población de palomas desequilibrando el habitad en el que se desenvuelven.

Aunque muchos consideren que las palomas pueden convivir con las personas y que pueden ser alimentadas, como animales que son saben perfectamente sobrevivir sin nuestra ayuda como animales que son.

¡Comparte esto ahora mismo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Más noticias